Proyecto de erradicación de roedores en Pinzón avanza

Se está desarrollando la primera aplicación de los cebos sobre esta isla de 1800 hectáreas.

El miércoles en la tarde, los guardaparques de la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG) y colaboradores de Island Conservation, empezaron con la dispersión de los cebos sobre la isla Plaza Sur, y posteriormente se trasladó la logística hasta la isla Pinzón, en donde finalizará la primera aplicación este sábado.

Las ratas negras introducidas en isla Pinzón han impedido que las tortugas gigantes se reproduzcan con éxito en su hábitat natural durante casi 150 años, debido a la depredación de huevos y crías. Durante más de 45 años, la DPNG y Fundación Charles Darwin han recolectado los huevos, incubado artificialmente y criado en cautiverio a las tortuguitas, las que luego de 4 años son devueltas a su hábitat natural, más residentes al ataque de los roedores. Desde la primera reintegración de 20 tortugas a Pinzón en 1970, más de 550 tortugas juveniles han sido liberadas allí. El cebo para roedores utilizado en el proyecto no representa un riesgo para las tortugas.

El Director del Parque Nacional Galápagos, Edwin Naula, indicó que «las especies invasoras son la principal amenaza a la biodiversidad reconocida de Galápagos, por lo cual el Parque Nacional Galápagos y sus colaboradores están empleando nuevas técnicas para remover estas amenazas y prevenir la extinción de especies que no se encuentran en ninguna otra parte del mundo, como la tortuga gigante de Pinzón».

Las ratas invasoras también afectan negativamente a la endémica lagartija de lava de Pinzón, resultando  que esta especie única es cada vez más escasa. En la Isla Plaza Sur, los ratones invasores destruyen los sistemas de raíces del longevo cactus Opuntia, la comida favorita de iguanas terrestres de Galápagos y otras especies endémicas como el pinzón de cactus.

Sobre el uso de rodenticidas

Una vez iniciado el proyecto de restauración de ecosistemas, a través de la erradicación de los roedores introducidos en islas e islotes de Galápagos, la DPNG recibió inquietudes sobre el riesgo que podría representar el uso de rodenticidas anticuagulantes en áreas naturales protegidas, por lo que es necesario informar que antes de la ejecución de programas de erradicación que hemos implementado en las islas Galápagos la DPNG y sus colaboradores han realizado todos los estudios de toxicidad con las especies existentes en cada una de las islas en donde se ha aplicado el cebo; detectando especies de mayor, mediano y bajo riesgo. Es así que también se han implementado planes de mitigación para estas especies como por ejemplo a los gavilanes de Galápagos los cuales se mantienen en cautiverio durante todo el tiempo probable de afectación del cebo toxico para evitar daños ya sea directamente al comerse la carnada (exposición primaria) o indirectamente al comerse el animal muerto o vivo que ha sido envenenado (exposición secundaria).

Adicional a ellos se han realizado pruebas antes de la erradicación, con la finalidad de identificar si es necesario modificar las formulas existentes para las carnadas de manera que se produzca una carnada efectiva que mejore la eficacia y/o reduzca la aceptación de la carnada por parte de especies no objetivo.

Eliminar de las islas las ratas introducidas es extremadamente importante para la restauración ecológica de los ecosistemas de Galápagos, los cuales, aún con la presencia de especies introducidas, todavía conservan el 95% de su flora y fauna original.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *