Plan de superoxigenación del Estero Salado de Guayaquil

En el 2011 se desarrollaron tres alternativas piloto como métodos para remediar el Estero Salado, éstas fueron la utilización de bacterias, enzimas y la técnica de oxigenación forzada o superoxigenación. Siendo esta última la que dio los mejores resultados de las tres. En la actualidad se aplica la técnica, sin embargo, no es la única solución que se le ha buscado a los problemas de contaminación del Estero.

El Proyecto Guayaquil Ecológico – Componente Estero Salado ejecuta varias actividades, como por ejemplo: levantamiento de línea base del Estero Salado, gestión integral de desechos sólidos, monitoreo y control de descargas domésticas, industriales y de alcantarillado pluvial, reforestación del manglar y diferentes campañas de educación ambiental, por citar las más relevantes.

Hasta la fecha se han instalado seis estaciones de Superoxigenación, dos estaciones de 500 galones por minuto (gpm) en el Tramo A del Estero Salado, una ubicada en Las Garzas (Urdesa) y otra en el Puente Ecológico (Kennedy); las otras cuatro tienen una capacidad de 1500 gpm; de las cuales dos estaciones se encuentran en el Estero Puerto Lisa, una en el Estero Las Ranas y la última en el Estero Mogollón.

Las dos estaciones del Tramo A operan desde el mes de junio del 2011 y las cuatro estaciones ubicadas en el suroeste de la ciudad operan desde finales del año pasado.

Las estaciones cuentan con equipos especializados que extraen mediante un proceso de filtración y compresión, el oxígeno puro del aire, este oxígeno puro es mezclado con el agua del estero dentro de un reactor de disolución en donde el agua se superoxigena hasta niveles que alcanzan las 30 partes por millón (ppm) de oxigeno disuelto, posteriormente esta agua superoxigenada es inyectada al estero.

El objetivo de aplicar esta técnica es incrementar los niveles de oxígeno disuelto (OD) en agua, llegando por lo menos a niveles de 2mg/l (miligramos por litro) frente a los 0,0mg/l que existían antes de la aplicación de esta técnica. Con esto, se busca tener un espacio acuático de mejor calidad para las especies de flora y fauna que ahí habitan, tomando en consideración que un cuerpo de agua no intervenido posee aproximadamente 4mg/l, lo que permite el desarrollo normal de la vida.

En las estaciones ubicadas en el tamo A del Estero Salado (Kennedy y Urdesa) se obtuvieron valores promedio de OD que fluctúan entre 1,48 y 1,69 mg/l respectivamente; lo cual difiere positivamente de los valores de OD de la línea base (0.0 mg/l). Mientras que las 4 estaciones ubicadas en el tramo sur del Estero Salado, presentan un valor promedio 2,68 mg/l, lo cual indica un aumento con respecto a los resultados de la línea base que fueron de 0,43 mg/l.

Gran parte del oxígeno disuelto inyectado en el medio acuático del Estero Salado es absorbido por el sedimento, lo cual es evidenciado por la reducción paulatina de la materia orgánica, lo que significa que el OD es asimilado por los microorganismos (bacterias descomponedoras) para la degradación de dicha materia.

Por otro lado, la disminución de malos olores es otro de los beneficios que traen consigo dichas estaciones, como se ha evidenciado en el Estero Salado del norte de la ciudad. Pobladores y transeúntes indican en un 72% que el olor del estero es más agradable que antes, mientras que un 61.2% notó mejorías en la coloración del agua.

En el tramo A del Estero Salado (Kennedy y Urdesa), la técnica continuará hasta el mes de marzo de 2013; las cuatro estaciones del suroeste de Guayaquil operarán hasta noviembre del mismo año; luego de lo cual se efectuará el monitoreo y seguimiento a los parámetros físicos, químicos y microbiológicos del cuerpo de agua, así como, el monitoreo constante a las descargas industriales o domésticas que recibe; todo esto con la finalidad de obtener datos estadísticos y comparativos de la situación del medio acuático antes y después de la técnica de superoxigenación aplicada.

Mapa: