“El objetivo Guayaquil Ecológico es entregar a la ciudad un Estero Salado restaurado, con áreas naturales para que la población disfrute bajo un concepto de orden”

Alrededor de 500 familias reubicadas, 8,6 hectáreas reforestadas,  20 mil personas capacitadas, a través de campañas de educación ambiental,  y la inversión de $70 millones, de un total de $120 millones destinados al proyecto Guayaquil Ecológico, son parte de las acciones emprendidas por el Ministerio del Ambiente (MAE) en pro de la recuperación del Estero Salado, un sitio que se convertirá en una vasta extensión natural para el beneficio de los habitantes del puerto principal.

“Este es un proyecto histórico,  que parte de una decisión tomada por el Gobierno Nacional para recuperar un sitio emblemático para  los guayaquileños. Han pasado muchísimos años sin que las autoridades competentes hayan priorizado esta zona. Sin embargo, el Gobierno Central, y en particular el Ministerio del Ambiente, trabaja para defender este sitio  que ha sido contaminado por décadas”, indicó la Máxima Autoridad Ambiental, Lorena Tapia.

En una entrevista realizada en la ciudad de Guayaquil, la Ministra del Ambiente informó sobre los ejes, objetivos  y avances en la recuperación del Estero Saldado, componente del proyecto Guayaquil Ecológico. “El trabajo se ha divido en dos ejes. El primero tiene que ver con la educación ambiental y social, En segundo lugar, está la cuestión técnica y ecológica”.

Sobre las campañas de educación ambiental, Tapia indicó que  se ha trabajado con 20 mil personas aproximadamente, lo que es parte de un proyecto de concienciación que lleva a cabo el MAE a nivel nacional, como una de sus líneas estratégicas. “Trabajamos concienciando a la ciudadanía sobre la importancia de las buenas prácticas frente a la contaminación para involucrarla activamente en el cambio de cultura en materia ambiental”.

En ese sentido, comunicó que se ha progresado en manejo de desechos sólidos,  a través del Programa Nacional para Gestión Integral de Desechos Sólidos (PNGIDS). “Se han generado campañas  y mingas de recolección, y se han entregado tachos para promover la separación en la fuente y triciclos para reciclaje”.

Asimismo, informó que la cuestión técnica y ecológica se refiere a todos los criterios de investigación que permitieron levantar la línea base de la situación actual del Estero, en cuento a niveles de contaminación. “Parte de las acciones han sido  la instalación de lagunas de oxigenación, desalojo de chancheras, lo que se ha hecho en orden y con la colaboración de  los involucrados, y reubicación 500 familias (de un total de 8 000), actividad que ejecuta el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi) para despejar la zona que luego es limpiada por el MAE.

Sin embargo, la Secretaria de Estado aclaró que “esas son acciones paliativas pues la causa principal de contaminación son las descargas domésticas e industriales, con base en las  cueles interviene la decisión política y la voluntad histórica de este Gobierno para solucionar de manera definitiva la situación actual del Estero”.

Por esa razón, se ha notificado a 600 empresas que se encuentra dentro del área de influencia, aproximadamente. El MAE ha empezado proceso de validación en campo para identificar cuántas y en qué nivel contaminan.

El objetivo – dijo Tapia- es que este proceso  termine en cuatro meses, de forma progresiva. Algunas empresas ya están en proceso de sanción de carácter administrativo. El MAE ha pedido al sector industrial que actúe responsablemente, si esto no se produce, la autoridad ambiental actuará en el marco de sus competencias administrativa y de daño ambiental. Es decir, sanciones en lo civil y penal como se registra en el normativa ecuatoriana vigente. La posibilidad de clausura se contemple en la ley, pero, más allá de las sanciones, se espera que la población contribuya en el proceso.

En cuanto a las descargas domésticas, indicó que pese a que para alrededor de 70 mil personas que habitan en la zona, existe  la  infraestructura, no se han hecho las conexiones a la red de alcantarillado,  y por otro lado  35 mil familias que no tiene infraestructura. “Tengo que decirle a la ciudadanía guayaquileña que han pasado años sin que las autoridades competentes, entiéndase Municipio de Guayaquil y la empresa Interagua,  hayan priorizado el área de influencia del Estero Salado.

Por otro lado, informó que se ha logrado declarar la zona como  Área Protegida que incluye  los ramales internos del Estero. “Esto es primordial porque nos permitirá mejorar el manejo y control en materia de recuperación del sitio en el que luego esta Cartera de Estado reforesta”.

Finalmente, la Ministra comunicó que ha planificado el trabajo para que el proyecto se concluya en 2017 y pidió la colaboración de los guayaquileños. “El objetivo final es devolverle a Guayaquil este espacio restaurado con áreas naturales para que la población se empodere bajo un concepto de orden para que todos lo aprovechemos. Invito a la ciudadanía a mirar hacia el futuro, y  a fomentar la constitución una ciudad  que respeta su entorno y se compromete con sus recursos, para que ello sea motivo de orgullo”.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *