El Comité de Gestión del Bosque Kutukú-Shaimi analiza el impacto de la carretera sin licencia construida por la Prefectura de Morona

Ministerio del Ambiente de Ecuador

 

El Comité de Gestión del Plan de Manejo del Bosque Protector Kutukú-Shaimi analizará mañana el impacto en el ecosistema que ha ocasionado la carretera entre Taisha y la troncal amazónica que ha venido construyendo sin licenciamiento ambiental la Prefectura de Morona Santiago, gobernada por Marcelino Chumpi (Pachakutik).

Esta carretera, que atraviesa veinticinco kilómetros del Bosque Protector, cuenta con un ancho de hasta diez metros, incluyendo taludes, lo que es absolutamente desproporcionado para las necesidades de la población, pues era suficiente un acceso ecológico de 4,5 metros de ancho que incluiría medidas mitigadoras de impacto ambiental.

El Ministerio del Ambiente considera que la lógica de construir una carretera tan grande entre Taisha y la troncal amazónica puede favorecer no solo la llegada de colonos a esta parte de selva amazónica, produciendo un crecimiento poblacional y urbanístico desordenado, sino que también puede propiciar la salida de madera ilegal, pues por una carretera de ese tamaño podrán circular grandes camiones. La tala ilegal afectaría a las comunidades beneficiarias del programa Socio Bosque y entrañaría un riesgo tanto para las fuentes de agua de los ríos Morona y Santiago como para la recepción de fondos internacionales para la protección de bosques.

El Comité de Gestión del Plan de Manejo del Bosque Protector Kutukú-Shaimi está liderado por el Ministerio del Ambiente y forman parte como miembros, entre otros, las organizaciones indígenas FICSH, NASHE, OSHE y CISAE y organizaciones internacionales como UICN, WWF y Care.

El Bosque Protector Kutukú-Shaimi se ubica al este de la ciudad de Macas y posee una extensión de 311.500 hectáreas sobre la cordillera del Kutukú, separada de los Andes por los ríos Zamora y Upano. Se estima la presencia de al menos 480 especies de aves, 51 especies de mamíferos, 81 especies de anfibios y 41 especies de reptiles.

El Plan de Manejo se elaboró en 2012 y tiene una vigencia de cinco años. En la reunión de este viernes se hará una evaluación del funcionamiento Plan hasta ahora con el objetivo de iniciar un ciclo de sesiones a lo largo del año para extenderlo, garantizando su continuidad en la próxima década.