Ecuador mostró al mundo la “mano sucia” de Chevron

“Se han identificado más de 1 000 piscinas contaminantes en la Amazonía ecuatoriana. Lo que causó Chevron en nuestra selva es 85 veces peor que lo que hizo la British Petroleum, en el Golfo de México, y 18 veces más grave que el derrame de Exxon Valdez en Alaska”, aseguró el Presidente Rafael Correa hoy tras un recorrido junto a la Ministra del Ambiente, Lorena Tapia, en el sector de Aguarico 4, cantón Shushufindi, provincia de Sucumbíos. Juntos mostraron, a través de cadena nacional, el nivel de contaminación ambiental causado por la presencia de piscinas adyacentes a pozos petroleros operados por la compañía norteamericana Chevron -Texaco, sin responsabilidad,  hace más de 30 años.

La Ministra Tapia guió al Primer Mandatario alrededor de una piscina de 25 por 14 metros  con una profundidad de 5 metros, aproximadamente, para evidenciar los daños ocasionados por la explotación. “Estas piscinas son caducas, incluso para la época. Chevron contaminó, cuando podía evitarlo, y luego no reparó las zonas afectadas”, indicó la Titular de la Cartera Ambiente.

Paola Carrera, Gerente General del Programa de Reparación Ambiental y Social (PRAS) del Ministerio del Ambiente (MAE), explicó que las técnicas que se usaban para este tipo actividades en los años ochenta, incluían, como básico, la aplicación de una geomembrana para que el hidrocarburo no se filtre a las fuentes de agua. Sin embargo, esas lagunas de petróleo trabajaban con los llamados “cuellos de ganzo”. Estos sistemas de tubería servían para evitar que el crudo se desborde por las lluvias, desfogándolo hacia pantanos, riachuelos y ríos.

“Así se derrumba la mentira de Chevron. Esta contaminación se podía evitar porque ya existían mejores técnicas, pero, por ahorrar dinero, esta compañía usó las técnicas primitivas, contaminando nuestra Amazonía”, manifestó el presidente Correa, mientras mostraba al país y al mundo su mano manchada de petróleo, tras haberla sumergido en la piscina, generado de pasivos ambientales en esa zona de Sucumbíos.

Luego del recorrido, se realizó una rueda de prensa con medios nacionales e internacionales. El Jefe de Estado informó que, por primera vez en la historia, los pasivos ambientales están disminuyendo. Pero, no se ha podido iniciar la reparación ambiental de las más de 1 000 piscinas similares, ubicadas en distintas zonas donde intervino la petrolera estadounidense, porque éstas son pruebas contundentes en el juicio interpuesto a la compañía por las comunidades afectadas.

En ese sentido, la Máxima Autoridad Ambiental aclaró que pese a que el MAE no ha podido intervenir de manera directa en esos focos de contaminación por tratarse de un problema legal, ha emprendido acciones de reparación social. “Hemos reubicado a las familias de Orellana y Sucumbíos que vivían en la zona del daño, hemos ofrecido alternativas seguras para acceder a agua de calidad, levantamos información y actuamos de manera puntual”, recalcó la Ministra Lorena Tapia.

Sobre el apoyo nacional e internacional que ha recibido Ecuador en este caso, el Presidente informó que existen varios grupos que se han adherido a esta lucha. Sin embargo, se espera que a nivel de Unasur, por ejemplo, las acciones sean más contundentes, porque “los centros del arbitraje internacionales son uno de los principales problemas. Estas instancias han mostrado estar a favor del capital sobre el ser humano”, dijo Correa.

Además, aclaró que pese a que Chevron está invirtiendo más de $400 millones en una campaña en contra de Ecuador, y que tiene más de 900 abogados para el juicio, el Gobierno no entorpecerá el debido proceso. Sin embargo, el Estado defenderá a la comunidades amazónicas para que este delito ambiental no quede impune.

Finalmente, la Ministra Tapia manifestó que el Aguarico era un ejemplo de lo que causa una actividad petrolera irresponsable. “Como Autoridad Ambiental velaremos para que esto no se repita jamás, exigiremos los mejores estándares como ya lo hacemos porque la Autoridad Ambiental del Ecuador, está fortalecida, más que nunca”.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *